De Andrés constata “la aproximación de Ortuzar y Otegi” para impulsar un ‘procés vasco’ que PP enfrentará con “coraje”

De Andrés constata “la aproximación de Ortuzar y Otegi” para impulsar un ‘procés vasco’ que PP enfrentará con “coraje”

BILBAO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Partido Popular del País Vasco y candidato a Lehendakari, Javier De Andrés, ha afirmado que existe una “aproximación” entre los líderes del PNV, Andoni Ortuzar, y el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, para impulsar “un nuevo procés vasco” que, según ha asegurado, el PP enfrentará con “coraje político”.

De Andrés, que encabeza la lista de los populares a las elecciones al Parlamento vasco del próximo 21 de abril, ha presentado en un acto celebrado en Bilbao a las cabezas de lista por los Territorios de Bizkaia y Gipuzkoa, Esther Martínez (secretaria general de los populares en Euskadi y portavoz en el Ayuntamiento de Bilbao), y Muriel Larrea (presidenta de los populares guipuzcoanos), respectivamente.

El líder del PP de Euskadi ha recordado “el enorme conocimiento” que tienen Martínez y Larrea de sus respectivos territorios, su liderazgo y su “coraje político”, algo que, a su juicio, va a hacer falta en un momento en el que se constata “la aproximación” del PNV y de EH Bildu, que son un mismo producto con distintas marcas”.

Javier de Andrés cree que, si la formación de la izquierda abertzale ha realizado una oferta a los jeltzales para gobernar juntos Euskadi, es porque “lo ve próximo a él”. “El PNV parece que no le presta mucha atención, pero no ha llegado a decirle que no con claridad”, ha añadido.

A su juicio, “hay una posibilidad, si no de Gobierno, sí de que haya un acuerdo político en materia de autogobierno” entre los partidos de Andoni Ortuzar y de Arnaldo Otegi. “La aproximación a un modelo vasco del procés pasa necesariamente entre Otegi y Ortuzar, que se están empezando a entender”, ha añadido.

En este sentido, cree que avanzan para “repetir” en la próxima legislatura “lo que ya hicieron sus partidos hace 20 años, que es un Plan Ibarretxe, un nuevo procés vasco”, dado que ambas partes están ya anunciando, antes de las elecciones, esta “aproximación ideológica” que conduce al ‘Pacto de Lizarra’, y los vascos deben conocer a qué se “enfrentan” en los próximos años.

“Ortuzar y Otegi se están lanzando señas de simpatía y de posibilidad de entendimiento en una materia tan sensible como es la forma de relación de los vascos con nosotros mismos y de los vascos con el resto de los españoles”, ha insistido.

Por ello, ha asegurado que es necesario un PP que tenga “mucha fuerza, mucho coraje y mucha convicción de lo que necesitan los vascos, que es una sociedad abierta, que se abra a las realidades de una Europa unida, que supere fronteras, y lógicamente de una España que tiene que tener esa misma posición”.

En su opinión, ahí Euskadi “tiene que jugar un papel contrario al que pretenden los líderes del PNV y de Bildu, no de cerrarse todavía más a lo que tienen en su entorno, sino abrirse, entenderse, comunicarse, ser atractivos y lograr permeabilizar la Comunidad Autónoma en España y Europa”.

Por ello, ha dicho que han presentado en las juntas electorales sus candidaturas, en las que hay “mucha renovación” e integran a “los mejores” del PP, para poder afrontar una legislatura que precisará de “mucho esfuerzo, tesón y dedicación”, desde “la claridad de que la solución para Euskadi pasa por la apertura, no por la cerrazón ni por cerrar fronteras”.

“DESATENCIÓN” A BIZKAIA

Durante su intervención, Esther Martínez ha criticado que Bizkaia y los vizcaínos no tengan “el necesario acompañamiento y apoyo” del Gobierno Vasco en “cuestiones básicas”. En este sentido, ha recordado que la huelga de ayer en el sector público “paralizó” Bilbao “durante toda la mañana”.

Tal como ha censurado, las quejas de los trabajadores públicos han sido “desatendidas” por el Ejecutivo vasco, que “ni siquiera los escucha” y, de hecho, ha destacado que Euskadi tiene el 50% de las huelgas que se producen en España, con Bizkaia y Bilbao “como epicentro”.

“Esta desatención genera muchos problemas, que en el caso de Bilbao, se une al problema de seguridad en las calles, y no solo hace que no las podemos disfrutar, sino que a veces ni siquiera las podemos transitar”, ha subrayado.

En su opinión, esto ocurre sin que haya “atención ni reacción” por el Gobierno vasco que está “en retirada” y deja “un reguero de huelgas indefinidas, sin mover un solo dedo, sentados en su atalaya de su decadencia”. “No está aportando nada ni en materia de seguridad ni en sanidad ni en educación, ni tampoco en atención a la sociedad civil, ni en tantos otros servicios públicos que están a día de hoy desatendidos”, ha destacado.

Martínez ha asegurado que en Bizkaia se está “al albur de una gestión anquilosada, anticuada de quienes, después de tantos años, han perdido el pulso de la calle desde la moqueta”. “Y ahora nos viene Ortuzar con con el mantra de nuevo estatus, que podría llamarse procés”, ha lamentado.

Para la dirigente popular, el PNV ha demostrado “su incapacidad para gestionar las magníficas oportunidades” que ofrece el autogobierno vasco y ha asegurado que le da “muchísima pereza” que vuelva a meter a la ciudadanía “en el bucle melancólico de asuntos nacionalistas para nacionalistas”. “Esto ya lo vivimos, los sufrimos y padecimos”, ha recordado.

También ha señalado que “llevamos siete años de gregarios de Sánchez”, sin que “haya un solo indicador laboral, social o económico” que apunte a que “se está mejor que antes de la llegada del ‘sanchismo’”.

Por ello, ha llamado a los vizcaínos a reflexionar porque no se puede pretender que “las cosas cambien, si los mismos siguen haciendo las mismas cosas”. “Y no se divisa ni un ápice de autocrítica ni la audacia necesaria para mejorar Euskadi y los servicios públicos. Nosotros, desde el PP, presentamos un proyecto de una Euskadi abierta para convivir en libertad por encima de dogmatismos”, ha manifestado.

CONTRA “EL INTERVENCIONISMO”

Por último, Muriel Larrea ha considerado que “hay algo de fin de ciclo” en las próximas elecciones, pero cree que la alternativa “jamás vendrá de quienes más daño hicieron a Euskadi y de quien propone más intervencionismo y más aislamiento con sus proyectos separatistas”.

“Queremos liberar a la sociedad del intervencionismo político en lo privado”, ha dicho, para apostar por “un futuro más abierto y ambicioso, que rompa las inercias del nacionalismo endogámico, que encierra a todos y asfixia”.

Larrea ha recordado que ha recorrido todo el territorio guipuzcoano para conocer sus problemas de primera mano, con el objetivo de poder aportar soluciones, como en el tema de vivienda. “Nos asfixia el precio de la vivienda”, ha afirmado, para poner sobre la mesa los problemas existentes para ser atendidos en Osakidetza.

La cabeza de lista del PP por Gipuzkoa ha asegurado que su objetivo también es “facilitar las apuestas económicas e inversiones”, que no necesitan de “intervencionismos”, sino de “responsabilidad de la gestión”.

“El cambio de ciclo se plasmará con la inclusión de una fuerza como la nuestra en el poder, porque creemos en Euskadi y porque creemos en los vascos, y permitirá una evolución con una sociedad sin dogmatismos, sin tutelas y sin sectarismos”, ha destacado.

Por ello, Muriel Larrea, al igual que Javier de Andrés y Esther Martínez, ha clamado por “la apertura a la relaciones con el resto de España y Europa, en un mundo abierto, para que todos juntos”, logren una Euskadi “recupere su papel de motor de España”.

Larrea ha considerado que “el cambio no vendrá del nacionalismo light” o del independentismo, sino de “la colaboración entre diferentes y de la suma de España y Europa” y, por tanto, del PP vasco.