De Andrés cree que la legislatura va “muy lenta” y critica que no se haya activado tres meses después de las elecciones

De Andrés cree que la legislatura va “muy lenta” y critica que no se haya activado tres meses después de las elecciones

Solicitará al lehendakari en la ronda de partidos “cambios importantes” en las políticas de vivienda, sanidad, educación, seguridad y RGI

BILBAO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) – El presidente del PP vasco, Javier De Andrés, ha lamentado que, tres meses después de las elecciones vascas, “no se ha activado” todavía la legislatura, que va “despacio y muy lenta” y no se han nombrado siquiera los viceconsejeros.

De Andrés ha hecho esta valoración en una comparecencia tras reunir al comité de dirección del PP vasco para analizar la situación política vasca y los temas que el partido pondrá sobre la mesa en su encuentro con el nuevo lehendakari durante su ronda con los partidos del arco parlamentario vasco.

Tras lamentar que no se haya podido aprovechar el mes de julio para comenzar a “analizar y controlar” la acción de gobierno, así como para conocer las propuestas de los diferentes Departamentos, De Andrés ha trasladado las cinco áreas en las que el PP considera “prioritario” intervenir, y sobre los que va a pedir al lehendakari, en la ronda con los grupos, “un cambio” sobre las políticas llevadas a cabo por anteriores gobiernos.

Las cinco áreas que “no funcionan” son vivienda, sanidad, educación, seguridad y el modelo actual de la RGI, materias donde el PP vasco observa “problemas a resolver” pero que fueron “los mismos gobiernos de PNV y PSE quienes son responsables de su situación”.

En este punto, el presidente del PP vasco ha anunciado que, en su encuentro con Imanol Pradales, le va a pedir “cambios importantes” en todas estas áreas, que proponga “planes concretos” y no se limite a hacer propuestas solo para “callar bocas para luego seguir haciendo lo mismo”. “Ahí, el PP no va a estar”, ha confirmado.

Desde su punto de vista, Pradales “tiene que ser consciente de que la políticas que han llevado hasta ahora PNV y PSE son las que nos han traído a este punto y no es un punto adecuado”, ha enfatizado.

Tras recordar que ambos partidos gestionan estas cinco materias desde 1986, Javier De Andrés ha trasladado que deben ser “conscientes de que las cosas no las han hecho bien y de que tiene que haber un cambio importante” en sus políticas.

En este punto ha anunciado que, “si de verdad el nuevo gobierno tiene realmente voluntad de mejorar las cosas y no de hacer un continuismo que les garantice la permanencia en el poder”, lo que tiene que hacer es “revisar todo lo que ha hecho y advertir los errores que ha cometido y corregirlos”.

Si se limitan a ello, ha proseguido, “desde luego que nosotros vamos a estar ahí para advertirlos” igual que, si realmente hay una voluntad por su parte de corregir los problemas que nos han traído hasta aquí, estaremos ahí para colaborar, contribuir y ayudar”.

En su análisis, De Andrés ha afirmado que, en materia de vivienda, se ha seguido la “línea contraria” si se quería resolver el problema, especialmente para los 60.000 jóvenes demandantes de vivienda en Euskadi y con políticas dedicadas a “contraer la oferta”, con apenas 3.000 viviendas de nueva construcción para más de 100.000 demandantes.

En Educación, ha lamentado que “se pierde calidad” año tras año, mientras que en materia de Seguridad, Euskadi tiene “un tremendo problema de inseguridad creciente”, especialmente en las tres capitales, donde se disparan los índices de delincuencia, al igual que los casos de violencia sexual, que ha calificado de muy “preocupantes”.

En Sanidad, ha apuntado como gran problema la “eventualidad” de las plantillas, que supera el 50% lo que lleva a los profesionales a irse de Euskadi y buscar empleo “fuera” donde encuentran mejores condiciones.

Por último se ha referido al modelo actual de RGI, donde ha definido como un “escándalo” los pagos indebidos detectados de 55 millones, “no por fraudes, sino por fracaso de la propia administración, que es quien ha hecho esos pagos indebidos” y confirma, a su entender, “que está pésimamente gestionada”.

De Andrés ha confirmado que pedirán a Imanol Pradales “un replanteamiento y una revisión integral del modelo de RGI actual” para que responda al motivo por el que está gestionado por Lanbide. “Convertir el modelo de ayuda social en un modelo que vaya dirigido a la integración de estas personas en el mercado laboral, del que han sido excluidas”, ha enfatizado.

EVITAR EL TRÁFICO DE SERES HUMANOS

Por otra parte, el presidente del Partido Popular del País Vasco ha afirmado que cualquier operación para disponer de los “recursos necesarios”, como desplegar la Armada para bloquear en el mar la llegada de migrantes a España, es “adecuada” si ayuda a “evitar el tráfico de seres humanos y el drama que se está produciendo en el mar, con muertes que ni siquiera conocemos su número”.

Cuestionado por su valoración de la petición realizada por el portavoz del PP en el Congreso de desplegar la Armada para evitar la llegada de cayucos a la costa española, Javier De Andrés ha recordado que “no sería la primera vez que la Armada interviene en relación a este tipo de situaciones”.

“Yo creo que cualquier operación que disponga de los recursos que sean necesarios para evitar el tráfico de seres humanos y evitar el drama que se está produciendo en el mar, con muertes que no sabemos ni siquiera el número, es adecuada”, ha manifestado.

A su entender, estos problemas “se tienen que resolver en origen y es donde no se está haciendo nada”, ha lamentado, para añadir que, desde su punto de vista, “es precisamente el no intervenir en origen, para impedir que se produzcan esos embarques tan arriesgados y que producen tantas muertes, es lo que se tiene que corregir”.

En su opinión, “es ahí donde tendría que estar el Gobierno de España y no lo está haciendo; y eso es lo que conduce a estas situaciones deplorables”.

En este punto ha criticado las valoraciones sobre este asunto del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, de quien ha asegurado que le da “un poco de vergüenza que se atreva él a hablar de cómo se tienen que tratar a los inmigrantes, con el historial que lleva detrás”.

A su entender, en primer lugar, Marlaska no tendría que ser ya ni ministro; precisamente por esta causa y por su responsabilidad en materia de inmigración, entre otras muchas”.

En este sentido ha añadido que, tras escucharle “dando lecciones”, en su opinión, “no está para dar lecciones a nadie porque es uno de los responsables de los dramas que hemos vivido y que no se habían producido jamás en España” y lo que tenía que haber hecho ya es atender a sus “propios errores, de los cuales tenía que haber dado cuenta hace tiempo”.