Muriel Larrea pide a Gobierno Vasco concertar la Escuela de 0 a 2 años para las familias en lista de espera de Haurreskolak

Muriel Larrea pide a Gobierno Vasco concertar la Escuela de 0 a 2 años para las familias en lista de espera de Haurreskolak

Labastida pide al departamento de Educación que amplíe la oferta educativa en Escuela Pública de la localidad al primer ciclo de ESO

VITORIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) – El PP vasco ha anunciado este lunes que, tras conocer que “cientos de familias se han quedado en lista de espera para acceder a las Haurreskolak”, va a solicitar al Departamento de Educación del Gobierno Vasco que “concierte la Escuela Infantil de 0 a 2 años, de la misma manera que se conciertan el resto de tramos de edad” porque ha defendido que “no se puede quedar ni una sola familia fuera de la escuela infantil si lo ha solicitado”.

En una rueda de prensa celebrada en el Parlamento Vasco, la parlamentaria del PP Muriel Larrea ha comparecido junto al alcalde de Labastida, Daniel García, para hablar sobre la situación de las Haurreskolak.

Larrea ha denunciado que “400 familias de Bizkaia y 200 de Gipuzkoa se encuentran en la lista de espera para el acceso al primer ciclo de las escuelas infantiles de Haurreskolak”.

“Esto sucede porque en este momento la Escuela Infantil se ha decretado como gratuita de 0 a 2 años pero el Consorcio Haurreskolak no es capaz de absorber toda la demanda de este servicio que es muy necesario para la conciliación de las familias vascas”, ha criticado.

Larrea ha defendido que “no se puede quedar ni una sola familia fuera de la escuela infantil si lo ha solicitado” y ha anunciado que van a pedir al Gobierno Vasco “que concierte la escuela de 0 a 2 años, de la misma manera que se conciertan el resto de tramos de edad”.

Además, solicitarán que se concierten los servicios de “acogida temprana a los madrugadores o por la tarde para las familias que tienen necesidad de esos servicios para poder conciliar su vida laboral con la vida familiar”.

“En breve haremos esa petición para que se concierte de la misma manera, todos los servicios en todas las Haurreskolak de Euskadi”, ha anunciado.

Por otro lado, ha denunciado “las dificultades que atraviesa la escuela rural”. “No es ninguna novedad que el alumnado de Educación Secundaria Obligatoria de la zona rural se ha visto históricamente abocado a salir de sus municipios a edades tempranas por no tener acceso a cursar parte de su enseñanza básica en sus municipios”, ha explicado.

PRIMER CICLO DE ESO EN LABASTIDA

En este sentido, el alcalde de Labastida ha informado de que “a edades muy tempranas, el alumnado de la localidad alavesa tiene que abandonar el pueblo para hacer primero y segundo de la ESO y los cursos sucesivos”. “Son edades muy tempranas que supone que desde muy pronto se pierda en buena parte ese arraigo con el municipio y que se tenga que salir fuera para acceder a servicios que no tenemos en los municipios”, ha lamentado.

Por ello, Daniel García ha reclamado “ampliar a partir de sexto de primaria parte del primer ciclo de secundaria, que sería primero y segundo de la ESO” en la Escuela Pública de Labastida y cree que se puede aprovechar el espacio que quedará libre al trasladar la Haurreskolak de la actual ubicación en Labastida, en la Escuela Pública, al antiguo consultorio médico. Desde el consistorio calculan que estas aulas de primero y segundo de la ESO podrían tener entre 15 y 20 alumnos cada una.

“Ese nuevo espacio que queda libre en la Escuela Pública de Labastida nos permitirá, con las inversiones también que desde el Ayuntamiento sean necesarias, y que por supuesto ponemos a disposición ese esfuerzo económico que tendremos que hacer para implantar, primero y segundo de ESO, y dotar así de un servicio fundamental a las familias”, ha señalado.

El alcalde de Labastida ha subrayado que “hablar de planes, programas y proyectos contra el reto demográfico está muy bien, ocupar muchas páginas hablando de ello está muy bien, pero lo que hace falta son compromisos concretos a este respecto, que existan servicios en favor de la conciliación familiar y laboral, y servicios que permitan que los vecinos más jóvenes puedan mantener ese arraigo y ese contacto con el municipio porque tengan los servicios y no se vean abocados a tener que salir a otras localidades para poder disfrutarlos”.